Software libre y colaboración entre archivos y bibliotecas: tres historias y una reflexión

Publicado el 10 de mayo de 2016 por en Software libre

El software libre ofrece la libertad de utilizar, compartir, estudiar y modificar el código del programa. Frente a la consideración del conocimiento como propiedad privada, estimula el libre intercambio del conocimiento y está permitiendo a archivos y bibliotecas de diferentes partes del mundo protagonizar diversas historias de colaboración en torno a un interés común. Hoy os voy a contar tres de ellas.

Netarchive Suite

Una de esas historias comienza en Dinamarca, donde la Biblioteca Real y la Biblioteca del Estado y la Universidad se ponen a trabajar en 2004 en un programa para preservar y difundir sitios web: Netarchive Suite. Al año siguiente lo ponen en producción y empiezan a recolectar gracias a él sitios web daneses. A partir del 2007 el programa está disponible bajo licencia GPL y se van sumando al proyecto instituciones de otros países, incluida la Biblioteca Nacional de España, que utiliza este software libre desde 2014 para la elaboración del archivo de la web española.

Netarchive Suite rastrea las páginas de un sitio web, las archiva dentro de un repositorio en un formato de conservación a largo plazo y permite acceder a ellas por medio de un módulo de lectura. Sirve para que las publicaciones en línea no se pierdan a medida que los sitios web se actualizan o se cierran y prevengamos de ese modo la “edad oscura digital” vaticinada por Vint Cerf, uno de los padres de Internet.

ICA-AtoM

Nuestra segunda historia sobre software libre y colaboración se remonta al 2005, cuando la UNESCO solicita al Consejo Internacional de Archivos (ICA) la elaboración de una guía de búsqueda en línea de fuentes internacionales sobre violaciones de derechos humanos. El ICA, en colaboración con la Escuela Holandesa de Archivos y la compañía canadiense Artefactual Systems, percibe este encargo como una oportunidad para desarrollar un software de descripción y difusión archivística al alcance de cualquier centro de archivo y a lo largo de 2006 ve la luz la primera versión de ICA-AtoM. Hoy, decenas de instituciones del mundo entero se benefician de esta herramienta, entre ellas el Archivo del Ateneo de Madrid, los Archivos de la Comunidad de Madrid y el Archivo Municipal de Plasencia.

ICA-AtoM, también conocido simplemente como AtoM, permite que los archivos ofrezcan a través de una plataforma web una descripción de su documentación ajustada a los estándares del ICA, como la norma ISAD(G). Les sirve tanto para mantener clasificados y descritos sus fondos documentales, como para compartirlos en red y satisfacer la demanda del usuario actual de que toda la información esté a un solo clic de distancia.

Digital Preservation Software Platform

La última historia que he elegido tiene como protagonista al Archivo Nacional de Australia, que en el año 2010 desarrolla Digital Preservation Software Platform para poner en práctica su programa de preservación digital. Este paquete se compone de cuatro aplicaciones, cada una de las cuales cubre una fase diferente del procedimiento: Manifest Maker transfiere los documentos electrónicos al archivo final; Xena detecta el formato de los documentos y los convierte a un formato adecuado para la conservación a largo plazo; Digital Preservation Recorder dirige y supervisa el flujo de trabajo; y Checksum Checker controla la pérdida y corrupción de datos.

Esta herramienta parte de la idea de que una de las mayores amenazas para la conservación a largo plazo de la documentación electrónica es la obsolescencia de los formatos digitales. El software libre Xena (XML Electronic Normalising for Archives) soluciona ese problema convirtiendo los documentos a formatos abiertos, cuya usabilidad a lo largo del tiempo no depende de una tecnología de pago.

Se dice, y con razón, que los archiveros y bibliotecarios tenemos que colaborar entre nosotros para afrontar los nuevos retos que tenemos como profesión y nuestra ya crónica falta de recursos. El software libre ha demostrado ser una excelente forma de compartir nuestros conocimientos técnicos y recursos para que los archivos y bibliotecas del mundo entero puedan acceder a tecnologías de la información que, de no tener una alternativa libre, les estarían vetadas por su alto coste económico o devorarían la mayor parte de su presupuesto.

¿Conoces otras historias de colaboración que involucran el software libre? ¿Te interesaría conocer más a fondo alguna de estas herramientas?

3 respuestas a “Software libre y colaboración entre archivos y bibliotecas: tres historias y una reflexión”

  1. Manuel dice:

    Lo primero, darte la enhorabuena por el blog, sobre todo por la claridad de los contenidos en algo tan arduo como este tema para quien no se dedica a ello.
    Mi ámbito profesional es el de la intervención social, en concreto el trabajo social y la resolución alternativa de conflictos. El volumen de documentación tanto propia como ajena que tenemos que manejar es inmenso y nos supone un desgaste de tiempo y energías tremendo.
    ¿Podrías hablarnos de la gestión documental y alternativas, si existen, de software libre, en el ámbito de la intervención social?
    Gracias por adelantado. Un saludo.

    • Guillermo dice:

      Hola Manuel,

      ¡Me alegro de que te parezca interesante el blog! La idea es llegar no solamente a los profesionales de la información, sino también a personas de otros sectores que, por su actividad laboral o interés personal, quieran saber más sobre gestión documental.

      En cuanto a tu consulta, el tipo de programa que necesitarías se conoce como ECM (Enterprise Content Management). Existen muchas alternativas libres en el mercado de los ECM. La más popular de todas es Alfresco, que rivaliza con pesos pesados como Documentum o SharePoint, pero también tienes Nuxeo, OpenProdoc, etc. Me consta que incluso existen herramientas desarrolladas específicamente para el sector de la intervención social. Al final la elección de un programa u otro dependerá de tus necesidades concretas, pero todos están pensados para gestionar grandes volúmenes de documentación de una manera más rápida, barata y segura.

      Como es un tema muy interesante, voy a preparar una entrada en el blog con información más detallada.

      ¡Muchas gracias por comentar!

      • Manuel dice:

        Gracias a ti por tu rápida respuesta. Me alegra saber que existen alternativas que podría utilizar en futuros proyectos que estoy preparando.
        Quedo a la espera de tu entrada en el blog para leerla.
        Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.